P1080009

8 años han pasado. 8 años llenos de historias, de ejemplos y de esperanza para esta comunidad educativa a orillas del lago Atitlán. Gracias al empuje de Joshua y Courtney Wilson, fundadores de la Escuela Caracol, y a la entrega de todos los profesionales, familias y alumnos que han formado parte de nuestra familia, hoy Escuela Caracol es un modelo de renovación educativa para toda la República de Guatemala.

Para celebrarlo como una ocasión tan especial lo merece, preparamos un aniversario lleno de diversión, espectáculo y sorpresas. Comenzamos la mañana agradeciendo por todo el camino recorrido y honrando nuestras raíces con una ceremonia maya de fuego sagrado. Ingrid Arévalo, guía espiritual maya y mamá de nuestra comunidad educativa, lideró la ofrenda. Tras ello todos los grados, desde kínder hasta sexto, presentaron ante los asistentes sus espectáculos de arte y movimiento en nuestra palapa. Mención especial para los alumnos de quinto y sexto de primaria, que recibieron la ovación del público con su interpretación de guitarra.

Tras las presentaciones llegó la hora de la refacción. Todas las familias habían aportado algo para compartir, y nuestra cocina se encargó de organizarse para servir en orden a todos los asistentes. Y después de la deliciosa refacción, que incluyó tostadas, frijoles, guacamol, hummus y pasteles, llegó la hora de los juegos en familia, incluyendo un divertido rally y un partido de volley entre maestros y madres y padres de familia.

Antes de despedirnos celebramos nuestra rifa, que este año estuvo cargada de increíbles premios, todos donados por maestros, familias y negocios locales.

El cumpleaños de la Escuela Caracol es un momento muy especial, y cada año nos esforzamos por celebrarlo con mucho respeto y dedicación. Este año la participación fue abrumadora, con multitud de familias acudiendo para celebrar este momento tan especial. ¡Qué felices y agradecidos nos sentimos de formar parte de esta gran familia!

This post is also available in: Inglés