¡Y es de aquí de donde vienen las plantas!

Conocer y comprender la forma en que los ciclos naturales funcionan es parte básica de convertirse en seres humanos desarrollados.

Recientemente, nuestros dos grupos de kindergarten compartieron una pequeña parcela del jardín con el objetivo de sembrar algunas semillas. La tierra fue preparada previamente por Chico, el encargado del jardín de  la escuela; fue con su guía, que los estudiantes aprendieron dónde y cómo realizar esta tarea.

Sembrar semillas es un excelente ejercicio para desarrollar algunas de las dimensiones de los estudiantes:

– Deja  que los niños experimenten interés en el cuidad de algo de lo que son responsables.

– Es l primera parte de un ciclones el que los estudiantes serán testigos de el ciclo de vida de una planta, mientras desarrollan su voluntad, la paciencia, y la concentración al tener que seguir instrucciones específicas.

– Es un ejercicio que permite a los estudiantes entrar en contacto con la tierra, las piedras, pequeños insectos, y plantas, al tiempo que crece su sensibilidad, aprecio y respeto por la naturaleza.

Durante este viaje, los y las estudiantes de kindergarten, aprendieron sobre los ciclos naturales, desarrollaron paciencia y responsabilidad, y además, ejercitaron sus funciones motoras y tacto.

¿Cómo no amar a estos caracolitos?

This post is also available in: Inglés

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *