Escuela Caracol no duerme.

Los jardines y caminitos de la Escuela están impacientes esperando el regreso de los Caracolitos y Caracolitas, el silencio, aun cuando ha sido de mucho agrado para nuestros amiguitos silvestres, no es algo que disfrute el alma de nuestra escuela.

Los jardines y caminos han estado en constante arreglo; todos veremos y disfrutaremos del tan ansiado retorno cuando los procesos de a naturaleza nos lo permitan, siempre y cuando podamos estar seguros de que nuestros chicos y chicas no correrán algún peligro extraordinario.

Nuestro querido Chico, ha hecho un gran trabajo, El muro del frente ha sido remozado, los jardines cuidados con mucho cariño y esmero, y los caminitos han sido ensanchados para dejar que nuestro creciente número de estudiantes pueda movilizarse cómodamente dentro de los bellos jardines.

Muy pronto volveremos a jugar y a disfrutar del ambiente maravilloso de este mágico rinconcito.

This post is also available in: Inglés

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *