Nuestros caracolitos de primer grado tuvieron su primer día en el jardín. Siguiendo las instrucciones de su maestro de jardinería, aprendieron cómo preparar el suelo, regar las plantas, reconocer las plantas, entre muchas otras cosas increíbles.

Estar en contacto con la naturaleza a través de la jardinería les permite a los estudiantes desarrollar respeto y amor por la naturaleza. También aprenden sobre la responsabilidad, cada uno de los estudiantes está a cargo de una tarea específica y de las herramientas necesarias para realizarla..

Mientras trabajan en el jardín, los niños aprenden directamente de nuestro maestro de jardinería, Santiago, que les enseña a través del uso de cuentos e historias, anécdotas e instrucciones directas.

Cada vez que van a la clase de jardinería, los niños tienen la oportunidad de trabajar su cerebro, al conocer nuevos términos y desarrollar sus habilidades motoras; Sus manos, al realizar todas las tareas físicas requeridas en un jardín: y su corazón, al entrar en contacto con la naturaleza.

This post is also available in: Inglés