Como actividad regular, los estudiantes aprenden de los jardines cuidando nuestro pequeño huerto, donde conocen el proceso completo del cultivo de plantas.

Comienzan por preparar las semillas y la tierra; luego plantan las semillas, preparan el pesticida orgánico (hecho con raíces y hojas de plantas locales y agua) y cuidan los brotes hasta que crecen; el proceso termina cuando los niños obtienen semillas nuevas de las plantas cultivadas.

Todas estas experiencias enseñan a nuestros estudiantes de una manera realmente divertida el respeto por la naturaleza, paciencia, trabajo en equipo, anatomía y fisiología de las plantas; mientras nutren la cabeza, el corazón y las manos de nuestros niños.

 

This post is also available in: Inglés